Un viaje interior

Kanguro (Lone Pine Koala Sanctuary)

UN SALTO A AUSTRALIA

Al llegar de Nepal, retomé mi vida y con ello el trabajo en el Hospital. Por aquel entonces estaba trabajando en una de las consultas de Pediatría, atendiendo a niños diabéticos y otro tipo de casos. En la sección de Pediatria y en el Hospital, había mucho movimiento, cambios que la gente pide para cambiar de departamento,etc…

Cuando trabajo, me suelo coger las cosas de una forma en la que me gusta generar cambio allá donde estoy, y en aquella consulta, se me dio la oportunidad de que así fuera. Había y hay mucho que hacer todavía. Por eso al pasar un año de estar allí, decidí tomármelo como algo donde yo dejaba mi granito de arena para la siguiente enfermera o enfermero que llegará. Pues nada es nuestro, así que también hay que aprender a trabajar desde ahí en todos los aspectos.

Con tanto movimiento y en mi cabeza rondándome lo de irme a Australia un año. Pregunté a los sindicatos para ver qué pasaría si me iba, pues sabía que tenía que renunciar a mi contrato de interina para poder irme un año o más. Me informé bien, pues dar un paso así no es fácil. Cuando trabajas durante muchos años en un sistema que te da seguridad, estabilidad, un dinero todos los meses…Te piensas mucho, muchísimo lo de cerrar esa puerta y empezar a emprender por otro lado. Es como si hubiera sido tu casa, tu hogar, donde has pasado parte de tu vida y de repente necesitas emprender un vuelo hacía un vacío incierto.

Tras ver mis condiciones tomé la decisión y a finales de Agosto me lancé a hablar con la Agencia “Experience Australia”. Les mandé un e-mail y a partir de ahí empezó todo el proceso. Tras ese e-mail, se empezaron también a mover otras piezas, es como si hicieras un movimiento y las piezas de un gran puzzle empezaran a moverse.

Al poquito tiempo me dijeron que me iban a mover a otra planta (UCI de Adultos). Así que aún se me quedaba más claro que mi tiempo allí se estaba acabando.

Marta, de “Experience Australia”, fue mi guía y mi compañera de viaje en todo el proceso. Es una agencia que es mucho más personal que otras que puedas encontrar por internet. Tienes que pagar un poco para el tema de los papeleos y por los servicios que te brindan. Pero la verdad, mi sensación desde siempre ha sido que lo que pagué para nada tiene el valor que Marta pone y da en todo el proceso. Es un amor de persona, con una paciencia increíble, siempre atenta y con ganas de ayudarte en todo lo que ella puede.

http://www.experienceaustralia.net

DESPEDIDAS

La historia venía con un gran paquete de despedidas que ni yo misma podía ni imaginar hasta hoy.

Mi abuela, mi segunda madre, mi protectora, mi cuidadora, mi confidente. Nos dejó en Septiembre del 2018. Tras muchos años de una larga enfermedad como es el Alzheimer. Y como cuento a la gente que más me entiende…Le pedí permiso para irme a Australia. Ella no podía entenderme, porque ni si quiera me reconocía. Pero desde otro plano, yo le llamo telepatía, le pedí permiso y también le dije que no tuviera miedo a irse, de morir.

El día anterior a su partida, sentí en lo más profundo, que era el último día que la iba a ver viva, y así fue. Al día siguiente recibí la llamada de mi padre en lágrimas diciendo que ya había dejado de respirar. Eso me dejó tranquila para emprender este viaje, que quizá muchos no entienden por qué lo hice. Y lo entiendo, a veces ni yo misma lo sé. Sólo sé que mi alma hacía tiempo me pedía eso y ella misma me guió a dar esos pasos.

Despedimos a mi abuelita, que fue acompañada y despedida por mucha gente que la apreciaba y quería. Había sido un ser muy especial para mucha gente de Castellón.

PERMISOS

A parte del permiso a mi abuela, también era a mi familia y al Hospital. De alguna manera sentía cierta “culpa” o “vergüenza” de hacer algo que no es muy común hacer. Pues en nuestra sociedad, y más en nuestra cultura de España. Un trabajo como el que yo tenía es una suerte tenerlo. Y tienen toda la razón. Tuve mucha suerte de encontrar trabajo en seguida y de no parar en 14 años. Pero a mi ya no me llenaba, sentía que no podía crecer más hacia donde yo quería crecer. Solo por dinero, ya no me satisfacía estar allí. Me sentía muy sensible hacía ciertas cosas que ya no comulgaban con mis valores. Y cambiar eso, es decir, hacer porque los otros cambien su forma de pensar en cuanto a los tuyos, es como pegarse con la cabeza contra la pared. No puedes hacer que los demás cambien, o cambias tu y te amoldas a ello o simplemente te vas y sigues tu camino que es lo que decidí yo.

Cuando lo dije en mi familia, sentí su apoyo, aunque también sorpresas de …”Pero como te dejas un trabajo así, con lo bien que estás”. Es normal escuchar estos comentarios, pero al final respetan y lo entienden.

Del hospital, realmente me sorprendí gratamente, pues todo el mundo me animaba hacerlo, todos me decían adelante, claro que sí. Un año a viajar y aprender inglés, quién no lo quisiera?! Eso me ayudó a sentirme más confianza y segura de que estaba haciendo bien.

VISADO A AUSTRALIA

En mi caso, no tuve que preocuparme mucho sobre el tema de papeleo, Marta me enviaba todo lo que tenía que hacer. Es una movida, no voy a negarlo, tienes que coger un tiempo para rellenar los papeles, enviarlos, hacer fotocopias, pedir permisos en el hospital que conllevan más papeles, darte de baja en la bolsa…Pero todo esto al final es un paso más, que simplemente hay que pasar.

En Diciembre del 2018, me llegó un e-mail diciendo que ya tenía el visado aprobado! Por lo que mi partida a Australia ya estaba ahí. Hasta que el visado no te lo aprueban, no puedes coger el vuelo. O puedes, pero te arriesgas a que te lo nieguen y que luego no puedas entrar en el país. En Australia son muy estrictos con las leyes, y con el visado parece ser que bastante.

Hay varios tipos de visados para venir a Australia, no me quiero extender mucho en explicar cada uno. Pues hay páginas que se dedican a ello gratuitamente por internet, tales como (www.growproexperience.com, www.dingoos.com, www.aussieyoutoo.com …) Son muy buenas en darte mucha información que quizá puedas necesitar en un momento dado en que te sea urgente saber algo durante la estancia allí o antes.

En mi caso escogí una Student Visa de un año, con 9 meses de curso de inglés general. Lo que me permitía trabajar durante 20 horas a la semana y tener 2 meses de descanso en la escuela que podía dedicarlos para viajar o para trabajar 40 horas a la semana.

ESCUELA DE INGLÉS

En cuanto a la escuela de inglés, Marta (Experience Australia), me recomendó, dentro de lo que yo quería y tenía intención de hacer aquí en Australia, 2 escuelas diferentes. 

Navitas: tiene una larga trayectoria docente y es una de las mejores escuelas de inglés de Australia. Cuentan con centros también en Sydney, Perth, Darwin y Melbourne (y en todo el mundo). 

Embassy CES: es otra cadena de escuelas de inglés con centros también en Sydney, Melbourne y Gold Coast (y en otros países del mundo). Son muy avanzados en tecnología (tienen un programa de aprendizaje online para complementar las clases presenciales y fueron los primeros en introducir pizarras interactivas en las clases en Australia). Han sido premiados en varias ocasiones como la mejor cadena de escuelas inglés.

Finalmente escogí Embassy, la cuál durante mi estadía en Brisbane cambió de nombre y ahora se llama EC Brisbane.

https://www.ecenglish.com

Las escuelas suelen tener un precio elevado y hay que ser conscientes del gasto que conlleva venir a Australia. Tienes que venir con unos buenos ahorros y siendo consciente de que esto es una inversión para tu futuro. No solamente es para pasar un tiempo o un break en tu vida.

Tener más o menos un objetivo claro de por qué vienes aquí y para qué, puede ser bueno para luego no llevarte muchas decepciones. Pues vivir en un nuevo país, con un idioma diferente al tuyo y fuera de tu casa donde estás habituado a tenerlo todo controlado, no es fácil.

Primer dia de clase

Mi clase durante los 3 primeros meses

Tras 9 meses de curso, por fin me certifiqué! Aquí con my teacher Kat :-)

PREPARÁNDOME PARA TRABAJAR EN AUSTRALIA

Una de las cosas buenas que tiene Australia a parte de su naturaleza y su calidad de vida en muchos aspectos, es que se puede encontrar trabajo y además tendrás una buena paga, pues el sueldo mínimo en Australia es uno de los más altos en todo el mundo. Así que si trabajas de camarero o de algo que no requiere tener mucha experiencia, puedes cobrar muy bien por ello.

Ahora bien, que no te vendan la moto, yo eso se lo agradezco mucho a Marta, pues en mi caso hacia 14 años que no había salido del Hospital donde trabajaba, y no tenía experiencia en todo ese tiempo en buscar trabajo. Lo que conlleva estrés y falta de habilidades para presentarte a entrevistas, etc. Además del handicap del idioma.

Cuando estaba en España mi idea era venirme a trabajar quizá en alguna residencia de ancianos o algo que tuviera que ver con mi experiencia como enfermera. Aunque era también lo que menos me apetecía. Hablándolo con Marta ella me recomendó, ya que me gustan los niños y tenía experiencia también en eso, podia mirar de trabajar de Nanny u Au-pair.

Así que preparé mi curriculum (resumé) y cartas de recomendación del Hospital y del voluntariado que había hecho en Guatemala. Al final todo el trabajo que hice preparando el CV, de poco me sirvió a nivel laboral. Pero tengo que decir que a nivel personal me ayudó hacer un retroceso en el tiempo para ver todo lo que había hecho hasta ahora. Es un ejercicio muy bueno para valorar tu trabajo, si otros no lo hacen. Un ejercicio que te ayuda a reconocer tu esfuerzo y el tiempo que has puesto por crecer y mejorar laboralmente y personalmente.

DONDE VIVIR EN AUSTRALIA (Ciudad)

Antes de ir Australia, esta bien saber un lugar de inicio al llegar. En mi caso como tenia también la escuela de inglés, tenia que escoger una ciudad para estar los primeros meses. Hay gente que depende de su energía y ganas y también de su tipo de visado, escogen una ciudad de llegada pero luego se van a otras partes del continente. Según la escuela de inglés que escojas también te permiten cambiarte de ciudad si tienen otras bases de la misma escuela en esa ciudad.

Yo finalmente no me cambié, aunque en algún momento me rondó la cabeza. Pero Brisbane me gusta. Tiene un clima para mi gusto perfecto, pues es como una primavera-verano todo el año. Es una ciudad tranquila, cosa que a mi me gusta, a otros le parece aburrida. Hay gustos para todo. Hay mucha naturaleza, pájaros, parques y buen clima para disfrutar de ellos. Bajo mi experiencia hice una buena elección. Tampoco puedo comparar con otras ciudades. Eso si.

https://www.brisbane.qld.gov.au/

Vistas de la ciudad de Brisbane desde Southbank

ELEGIR ALOJAMIENTO

En cuanto al alojamiento, Marta me recomendó ya desde España tenerlo claro para evitarme males de cabeza al llegar con todo el jetlag que supone un vuelo tan largo. Ella me recomendó una residencia, que también está vinculada a la escuela, que se llama ADALONG. Es una Guest House para estudiantes de todo el mundo. Pagué al principio para las 3 o 4 primeras semanas. Al final me quedé 5 meses.

Adalong, fue mi casa, mi hogar, donde conocí a muchos amigos de muchas partes del mundo. Conviví con más estudiantes de Asia, Sud America, Francia, España

Para mi fue una gozada tener una experiencia así. Me sentía como en casa. Tenía mi propia habitación individual, muy iluminada y acogedora a mi gusto. Los baños son compartidos con otras chicas que viven en la misma planta. Los chicos están en la planta de abajo. Para que no nos mezclemos mucho…jejeje. Está muy bien ubicada, pues está a tan solo 10 minutos caminando del centro neurálgico de Southbank.

http://adalong.com.au/

International dinner in Adalong

Steven nos traia pizzas los domingos

VUELO A AUSTRALIA

Y por fin, tras 4 meses y medio de prepararme, de despedidas, de dejar mi trabajo y de dejar también la casa que me había acogido durante 3 años y pico. Me aventuraba un 15 de Enero del 2019 hacia un nuevo continente, Australia.

Mis padres me acompañaron hasta la estación de tren de Castellón, ante una nueva situación para mi extraña. Pues nunca habían venido los dos a despedirme, pero es que esta vez me iba para un año. Y eso es mucho tiempo. Con esa sensación rara de decir adiós y a la vez de sentirme fuerte para afrontar lo que venia. Pues los viajes anteriores ya me habían servido de algún modo de preparatoria.

Primero cogí un tren hacia Barcelona, donde aún tuve que cerrar algunas cosas como el tema de la compañía móvil, para que no me cobraran nada mientras estuviera fuera y algunas cosas del apartamento. Son muchas cosas a tener en cuenta cuando te vas tanto tiempo. El vuelo tenia una escala en Dubai. No era mucho tiempo, así que me dediqué a dar alguna vuelta por el aeropuerto para estirar las piernas y no estar tanto tiempo sentada. Pues tras 6 horas de vuelo de España a Dubai, después me esperaban 14 horas hasta Brisbane.

Esperando en la sala de embarqué, me senté al lado de una chica jovencita. La escuché que hablaba en español, así que eso me relajó. Cuando acabó de hablar por teléfono le pregunté que hacia donde iba de Australia y me dijo que se iba a vivir a Byron Bay, un pueblecito muy cerca de Brisbane. Seguimos hablando y también un rato durante el vuelo. Aunque el vuelo nos daba para dormir, estar mirando algunas cuantas pelis, leer, aburrirte, ir al baño, comer, volver aburrirte…

Llegamos a Brisbane sobre las 6 de la mañana del 17 de Enero. Salimos del aeropuerto y hacía muchísima calor. Miramos para coger un microbús que nos habían recomendado era lo más económico para acercarnos a la ciudad. La empresa se llama CON-X-ION y cuesta como unos 20 $ australianos el pasaje al centro de la ciudad.

https://www.con-x-ion.com

PRIMERAS IMPRESIONES

Cuando salí del aeropuerto y sentí esa calor inmensa y a la vez algo seca, aunque realmente en Brisbane el clima es cálido y más bien húmedo por el Rio Brisbane que recorre toda la ciudad. Pero mi primera impresión fue de un ambiente seco.

Nos subimos al microbus y las sensaciones eran extrañas, entre el jetlag, el no saber que te espera, el idioma y el acento de los australianos que es muy fuerte. No entendía nada…Me baje en un momento dado del microbus como me dijo el conductor y de repente me quedé sola. Pues la amiga que había conocido en Dubai seguía otro camino. Así que me subí a otro microbus y me dejé llevar. Es cuestión de confiar de que llegarás al destino.

En unos minutos estaba delante de lo que iba, en principio, a ser mi casa por 4 semanas. Entre por la puerta principal y allí estaba Steven, un señor de origen Taiwanés que es el dueño de Adalong. Mis primeras impresiones fueron que estaba todo “patas arriba”, algo desastre y poco limpio. Pero bueno, me adapto bien al desastre aunque no me guste mucho. Luego eso cambió. Solo fue mi primera impresión. Aunque tengo que decir que es verdad eso que dicen que el australiano no es un fanático de la limpieza, así como estamos más acostumbrados los españoles. Mantienen la casa más o menos limpia, pero no es lo que les quita ni el sueño, ni su tiempo para otras cosas.

Subí a mi habitación acompañada por Steven y eso me gustó más. Era una habitación muy luminosa, estaba bastante limpia y con colores muy neutros, predominaba el blanco. Eso me encanta, porque así luego puedo poner mis cosas que le dan color y no me preocupo si pega o no pega con los colores de la habitación. No me lo puedo evitar, me encanta sentirme a gusto donde estoy y estar en un ambiente bonito si es posible. Y la decoración no es algo que me obsesione pero me gusta. Durante 2 días practicamente no salí de mi habitación ni de Adalong. Quería instalarme bien, coger mi tiempo para descansar, y también sentía algo de miedo de salir yo sola ante una ciudad desconocida. Soy valiente, pero si, también tengo miedo y muchos.

“Valiente no es la persona que no tiene miedo, si no la que aún teniéndolos, se enfrenta a ellos.”

Estando por Adalong empecé a conocer a algunos estudiantes de otros lugares, franceses, lo que hacia que pudiera practicar el francés, una estudiante australiana, un estudiante de Taiwan y otros tantos que después conocí.

Llegué a Australia el 17 de Enero del 2019, eso era un jueves por la mañana. Pues el sábado por la mañana, lo recordaré siempre, mientras estaba desayunando, una chica jovencita llegaba con su gran maleta por la puerta de Adalong. Chloé, una francesita de 18 años se convertiría en una de mis mejores amigas, mi hija, una persona que me enseñó muchísimo y que me hizo hacer de madre, de hermana mayor, de hermana pequeña…Una persona muy especial en muchos sentidos. Se dio una ducha y las dos nos fuimos mano a mano a recorrer Brisbane. Desde entonces se forjó una bonita y profunda amistad como si fuéramos madre e hija que convergen en un espacio y tiempo de la vida. Su madre tiene solo 4 años más que yo. Así que como yo no soy madre biológica, lo viví casi como tal y también como una mujer adolescente que quiere vivir aquello que no vivió en su momento. Pues generalmente hacer una experiencia así suelen hacerlo más los adolescentes. Aunque hoy en día ya no hay edad para vivirlo.

SOUTHBANK

Southbank es el centro neurálgico y cultural de Brisbane, lo más interesante y curioso es que tiene una playa artificial, justo en frente del río Brisbane. Mientras te bañas o tomas el sol puedes ver los edificios del centro de la ciudad (CBD).

Una de las cosas que me llamaron la atención a los pocos días de estar en esta ciudad, es que no hay polución. Ni de humos de los coches, ni de excesivo ruido. Y eso que pasan continuamente barcos, coches, helicópteros, aviones…Se escuchan, pero no es algo que molesta.

Southbank tiene varias zonas verdes donde las familias y amigos se reúnen en cualquier día de la semana para hacer una barbacoa (BBQ), algo totalmente común en este país. Las barbacoas son públicas, no tienes que pagar nada para usarlas. Son muy fáciles de utilizar y no hay peligro de crear algún incendio porque son eléctricas.

En Southbank puedes encontrar también un “forest”, un pequeño bosque tropical donde te adentras entre palmeras y puedes incluso disfrutar de algún concierto en directo algún fin de semana en otra de las zonas verdes.

Puedes encontrar también muchísima variedad de restaurantes desde el conocido “Olé” español, el mejicano “Guzman and Gómez” y otros tantos más de otras partes del mundo.

Disfrutar de un bonito paseo junto al río en bicicleta, o subirte a la noria para ver Brisbane desde lo alto, ir a visitar el Museo de arte Contemporáneo o si puedes ir al “Performance art” para ver alguna obra de teatro o danza.

Para mi Southbank es de los lugares más acogedores de Brisbane, es agradable, tienes preciosas vistas y es muy seguro ir de noche caminando. Lo hice alguna vez después de ir a bailar salsa algún viernes y me sentí muy tranquila. Aunque siempre hay que ir con cierto cuidado. Pero realmente Brisbane es una ciudad muy segura.

Southbank beach

Swimming pool in Southbank

Wheel of Brisbane

BOTANIC GARDEN

Otro de los lugares que me fascinaron nada más llegar a este lugar es el “Botanic Garden”, un inmenso parque lleno de árboles, de extensas zonas verdes para poder hacer un picnic. Puedes incluso practicar algún deporte o ver como otros lo practican. Ví gente haciendo yoga, kimboxing, soccer (fútbol), gimnasia…Una variedad inmensa, a los australianos les encanta hacer deporte y la verdad que la ciudad de Brisbane con la temperatura anual que hay invita a hacerlo.

Después de clase Chlóe y yo nos veníamos a hacer el “lunch” a este parque. Nos encantaba tumbarnos en el césped y estar al aire libre disfrutando del sol y de la buena temperatura.

También en este parque se pueden ver varios animales que no se suelen encontrar en España. Por todo Brisbane en general hay miles de una especie de “iguanas”, no son muy grandes y te las puedes encontrar en cualquier sitio inesperadamente. Hay un montón. Otro animal es el “posium” un extraño animal que nunca había visto y que nos sorprendió con cierto susto una noche que Chlóe y yo pasábamos por este parque…jajaja. No hacen nada, pero es mejor a veces no acercarse mucho. Otro animal que te puedes encontrar en este parque y en muchas partes de Brisbane son los “murciélagos”. Pero estos murciélagos no son pequeñitos como los que nos podemos encontrar en España. Son enormes!! Y la primera vez que los ves dan bastante miedito…jajaja.

En este parque los fines de semana ponen un “market” donde se vende fruta y verdura ecológica y otros productos ecológicos. En Australia se tiene mucha conciencia de este tipo de productos. Siempre que hay un “market” habrá también música en directo. Eso es algo que te puedes encontrar en los markets y en cualquier esquina de Brisbane. Los músicos y la música en directo y cualquier día de la semana es algo que puedes encontrar habitual en esta ciudad. Es algo que también me encanta!!

Doing Yoga in Botanic Garden

Iguana

TRANSPORTE

Nunca había vivido en una ciudad grande, pero creo que en Australia y en Brisbane hay menos metro y globo, de todo tipo de transporte.

Puedes ir con las bicicletas públicas “citycicle”, es algo super cómodo y práctico para moverte. Después están los monopatines o como lo llaman aquí “scooters”, que son un poco más caras. Y después están los ferries, que algunos hay que pagar pero otros como el “city hopper” es gratuito.

Al principio de llegar a Brisbane cogíamos la bicicleta o el ferry (“city hopper”), la verdad que mola mucho ir por esta ciudad con bici y poder coger un ferry para ir a la escuela, pues no es algo muy común que solamos hacer cada día.

Toda esta parte de transporte que os he contado, es la parte buena de Brisbane, pero también hay una cara B, pues con el tema de los autobuses es otro cantar. Hay un montón de autobuses que te conectan con varios suburbios de la ciudad. Están bastante bien explicados a través de una app “My TransLink” que la puedes usar para ver horarios, para cargarte la tarjeta “GoCard” que necesitas para subir tanto a los autobuses como a los ferries…

Pero la cosa mala es que muchas veces los autobuses y las conexiones no son muy buenas para ir de una parte de la ciudad a otra. Hay que esperar mucho tiempo y sobre todo si vives a las afueras de la ciudad en fines de semana no pasan casi autobuses. Pero bueno, todo bueno no podía ser…

 

https://translink.com.au/

Paseo en Citycicle por Botanic Garden

History Bridge y el City Hooper

DE VISITA POR LOS ALREDEDORES DE BRISBANE

Cuando empecé la escuela y tras unos días de adaptación en la ciudad, solo tenía ganas de viajar y visitar lo más posible de este enorme país dentro de mis posibilidades a nivel económico y de tiempo.

La sensación es de querer aprovechar lo máximo posible porque el tiempo pasa rápido.

KANGAROO POINT

Kangaroo Point es otro de los suburbios alrededor de la CBD, es uno de mi lugares favoritos en Brisbane. Tiene unas paredes de roca preparadas para escalar, varias BBQ (barbacoas) con vistas al río y a la CBD. Se puede hacer un precioso paseo en bicicleta, caminando o corriendo alrededor del río, pasando por parques con grandes árboles, y vistas hacia uno de los puertos pequeños de Brisbane donde dejan algunos barcos privados, incluso algunos que lo tienen de vivienda.

También desde Kangaroo Point se puede ver el famoso “History Bridge”, que si quieres puedes escalar para poder ver la ciudad desde lo alto. Cuando estuve viviendo en Adalong (residencia de estudiantes), con Chloé por las tardes nos íbamos a correr por esta zona y luego a la vuelta cogíamos una bicicleta. Era una manera de hacer deporte y de disfrutar de una de las mejores zonas de Brisbane sin duda alguna.

 

http://www.kangaroopoint.com.au/

BBQ in Kangaroo Point

Our first BBQ with Adalong´s students

Vistas desde Kangaroo point

LONE PINE KOALA SANTUARY

El Santuario de Koalas se encuentra muy cerquita de la ciudad, a tan solo13 Km, cogiendo un autobús puedes llegar fácilmente.

El Santuario de Brisbane es el más grande de Australia y puedes ver gran variedad de especies no solamente koalas. Hay kanguros que se encuentran sueltos en una gran expansión de terreno donde los puedes ver saltar y correr por el parque. Se pueden ver de varios tamaños, e incluso puedes acercarte a ellos sin ningún peligro para darles de comer.

Además de poder hacerte la foto típica cogiendo a un koala en brazos, puedes también verlos en los varios eucaliptus comiendo o durmiendo.

Son super lindos!!

 

https://koala.net/

MT. COO-THA Y BOTANIC GARDEN

Mt. Coo-tha es un mirador en un de los montes de Brisbane. Desde el “Lookout” se pueden ver una panorámica de la CBD (Centro de la Ciudad de Brisbane), hasta la bahía de Moreton.

En los alrededores del Mt. Coo-tha, se pueden hacer varias excursiones y uno de los grandes atractivos para mi, fue descubrir antes de llegar a Mt. Coo-tha el “Botanic Garden”. Es enorme y ofrece un paseo lleno de naturaleza, variabilidad de árboles, flores, fauna como el lagarto y pájaros. Un jardín de enormes cactus…

Una visita muy recomendada si vienes a visitar o a vivir a Brisbane.

Botanic Garden (Mt. Coo-tha)

Vistas de la CBD desde el "Lookout" Mt. Coo-tha

EAT STREET MARKET

El Eat Street Market, es un mercado que se encuentra en el suburbio de Hamilton de Brisbane. Abre solo los fines de semana y realmente, merece mucho la pena pasar a visitarlo.

La entrada vale $3 y una vez dentro tienes un montón de comida para elegir de varias partes del mundo. Hay también paradas de ropa y otros entretenimientos como música en directo, tipo jazz, rock y bailes varios…

Es una auténtica pasada el lugar, pues está montado en unos contenedores al lado del río Brisbane. Por lo que las vistas hacia la ciudad también son muy bonitas. Así como el paseo el barco hasta llegar allí.

https://eatstreetmarkets.com/

Eat Street Market

Atardecer en Eat Street

Ricos churros compartiendo con mis españoles favoritos Jose y Victor

Con todo mi corazón

EXPLORANDO OTROS LUGARES CERCA DE BRISBANE

NORTH STRADBROKE ISLAND O “STRADDIE”

Esta isla se encuentra a poco más de 1h y 30 minutos de Brisbane. Es el lugar perfecto para tomarse un día o un fin de semana para visitarla. La isla se extiende a lo largo de 275.2 Km2. Se encuentra al lado de la costa de Brisbane, en la bahía de Moreton. Es la segunda isla de arena más grande del mundo.

Algunos de la residencia de Adalong nos animamos para buscar como ir por nuestra cuenta a visitar esta isla. Más abajo os explicaré cómo llegar. Cuando llegamos a la isla fuimos con un autobús que nos dejó directamente en el Point Lookout, el punto más oriental de Queensland.

Tras algunas fotos de las vistas de una de las inmensas playas de la isla, nos adentramos hacer el recorrido por la Gorge Walk -de 1.2 Km-. El camino es corto, pero hermoso, hubo un momento del camino donde nos paramos a ver desde lo alto de uno de los acantilados, delfines, tortugas y se pueden incluso ver en época de verlas, ballenas. Nosotros tuvimos la suerte de ver una manada de delfines saltar y algunas tortugas marinas. También algunos que han ido a esta isla han visto kanguros y koalas, nosotros en esta ocasión no tuvimos esa suerte.

Hay otros amigos que he conocido que han pasado el día y han recorrido la isla en bicicleta, incluso si tienes coche, puedes subirlo al ferry y pasar el día recorriendo la isla en coche. Con el consiguiente gasto que conlleva, eso si.

Point Lookout

De ruta con los amigos de Adalong

George walk

COMO LLEGAR

Transporte Público: Desde la estación central de Brisbane hay que tomar un tren -de 1h de duración- con destino a Cleveland. Puedes encontrar todos los horarios actualizados en la pagina de Translink. Una vez allí, tienes que salir de la estación de tren, doblar a mano derecha y vas a encontrar la parada de los autobuses -gratuitos- que te llevan hasta el puerto dónde deberás tomar el ferry. Este recorrido en autobús tarda unos 9 minutos aproximadamente.

Al llegar al puerto, un ferry te llevará a Dunwich (North Stradbroke). Tenéis 2 opciones para realizar este tramo, en las cuales varia la duración, y por supuesto el costo.

Ferry -ida y vuelta- $10 AUD -duración 50 min-.

Fast Ferry -ida y vuelta -$20 AUD -duración 25 min-. Al bajarse del ferry ya en la isla, nuevamente a mano derecha se encuentra la parada de buses.

Desde dicha parada hasta el Lookout son 25 minutos y sale a $9.80 AUD (ida y vuelta) que se paga en efectivo.

Barcos Náufragos (Parque Nacional Isla Moreton)

PARQUE NACIONAL ISLA MORETON

Antes de salir de España y mirando un poco de lo que me esperaba por Australia, vi que había una pequeña isla a pocos kilómetros de Brisbane, donde se podían ver delfines al atardecer facilmente, incluso poder acercarse a ellos y darles de comer. Esa idea me fascinó, pues soy una amante de los delfines, realmente es un animal con el que me siento muy conectada desde la infancia. Y cada vez que tengo la oportunidad de estar cerca de ellos donde me encuentre, allá que voy! jajaja Esta vez ir por nuestra cuenta era algo más complicado, así que tuvimos que coger un pack con la agencia Backpackers world travel, que siempre ofrece buenos precios para estudiantes. Desde la residencia de Adalong fuímos Víctor, un español de Madrid y con mi amiga Clhoé.

El día no salió muy prometedor, pues nos acercábamos hacia marzo y el otoño llegaba a Brisbane con los consiguientes cambios de clima. Alguna tormenta y un poco de fresquito.

El plan era irnos hacer snorkel, hacer una ruta en barco y coger un kayack, todo eso antes de poder ver los delfines y darles de comer. Cogímos un ferry desde el puerto de Brisbane y en una hora y media nos plantamos en esta hermosa isla. Es un Parque Natural, por lo que no hay más que un pequeño resort (Tangalooma Island Resort), en el que en el mismo pack te ofrecen la posibilidad de utilizar las instalaciones. Nosotros no lo hicimos, pero estaba la opción.

Como os decía, al ser parque natural, cuando cogímos un barquito que nos llevó a recorrer la isla y poder verla desde el mar, pudimos ver la cantidad de arena por la que está compuesta, árboles y sobre todo, nada de construcciones y resort. Pocas islas quedan así en el planeta…Durante esta excursión en barco nos llovió e hizo algo de fresco, pero luego salió el sol y pudimos ver los colores turquesas del agua, algo que siempre me fascina. Incluso pudimos avistar algunos delfines que pasaban cerca del barco y algunos peces de colores, pues el agua estaba transparente.

Tras la excursión en barco, llegaba lo mejor, adentrarnos con un kayack hacia las ruinas de unos barcos que se quedaron encallados en la bahía. Allí se encuentra una zona ideal para hacer snorkel y ver gran cantidad de peces de colores. Durante esta excursión nos pasó algo mágico, mientras íbamos remando con el kayack, de repente aparecieron dos delfines muy cerca de nosotros. Mi amigo Victor estuvo casi a punto de tocarlos con el remo, cosa que no hizo, por su puesto. Fue tan emocionante verlos tan cerquita de nosotros, y verlos en libertad. Una experiencia única!

Cómo si se tratara casi de una isla desierta, aparcamos nuestros kayacks en la costa y nos cogimos las gafas de bucear y el tubo y rumbo hacer snorkel, aunque como el día estaba algo cambiante por el tiempo, el agua no estaba del todo clara, pero nos dejó ver los miles de peces de colores a través de las ruinas de los barcos.

Llegó la tarde, y tras comer algo y tomarnos un heladito, nos disponíamos a esperar a que se hiciera la hora para que los delfines se acercaran a la costa. Nunca me podía imaginar lo que aquel día vi. Estando sentada en frente del mar, de repente se empezaron acercar algunos de los delfines, simplemente rondaban y nadaban super cerquita de la costa. Más tarde, empezaron a llegar más y más y se fueron agrupando cerca del muelle. Los pelícanos venían, para ver si podían llevarse algún pescadito a la boca…Esa inmensa boca que tienen. Son como de cuento…Realmente super graciosos. Tras un rato estando allí, vimos que la gente se iba poniendo en una especie de gradas en el muelle. Y allí, los defines, empezaron a darnos un espectáculo. Por si solos, nadie les daba instrucciones de lo que tenían que hacer. Eran libres, jugaban entre ellos, las crías estaban cerca de sus mamás y jugaban entre ellas. Realmente precioso, no pude, ni quise contener la emoción que tenía al ver aquello, y algunas lágrimas brotaron de mis ojos. Es realmente fuerte lo que siento por estos animales.

Luego llegó el momento “turístico”, y si estuvo bien. Pero aquello que pasó anteriormente, a mi ya me valió la pena o más bien la alegría…jajaja. Nos esperamos un ratito para que los instructores que en ese momento si están presentes para que haya cierto control y no toquemos al animal, pues son salvajes y aunque tienen allí una reserva y los cuidan cuando les pasa algo, eso no quita que tenemos que tener un respeto como “turistas” hacia ellos. Les dimos de comer un pescadito y él se acercó con esa cara simpática y amable que tienen, se fue contento y feliz. La instructora, nos contó que justamente a ese delfín que le habíamos dado de comer, había sido atacado y tenía algunas heridas que ellos le habían sanado y que ahora estaba muy bien.

Creo que en mi próxima vida, o quizá ya en alguna anterior me dedicaré o dediqué a cuidar de estos simpáticos y maravillosos animales.

https://backpackersworld.com/

GOLD COAST

Gold Coast es una de las ciudades con costa más cerca de Brisbane. Para mi ver, es una especie de Benidorm. Con grandes torres de edificios, tiendas…Nunca he estado en Benidorm, pero estas playas también tienen su encanto para pasar el día.

Paradise Surf: Esta playa es digamos la principal de Gold Coast. Tiene las tiendas bien cerquita y una playa anchísima y agua muy limpia. En general las playas de Australia son muy salvajes, por eso son ideales para practicar surf. Para mi, demasiado movidas. Prefiero playas con menos olas y más calmadas.

Otras playas que visitar en la zona de Gold Coast son:

Burleigh Heads, Kingscliff, Cabarita, Hastings point, Coolangatta beach...

Hubo un día que fui a visitar con un amigo australiano estas playas. Ese día recuerdo había mucho humo en el cielo. Y es que ya había empezado uno de los incendios de Australia.

En la actualidad, mientras estoy escribiendo estas lineas está practicamente Australia en llamas. Con varios bomberos muertos y muchos koalas y otros animales heridos por las llamas. Australia es un inmenso continente el cual está habituado a que en la época de verano tengan que pasar por una época también de incendios. Ya que las temperaturas aumentan y el país es prácticamente desierto. Pero este año entre septiembre del 2019 y enero del 2020, se está viviendo una de las peores catástrofes de la historia…

Muchos decimos, no se puede hacer nada…Nos sentimos impotentes ante la esta situación…Pero realmente no podemos hacer nada? Realmente nos tenemos que quedar con los brazos cerrados o abiertos viendo como el planeta está diciendo…Auxilio!!!!…Las temperaturas están subiendo debido al Calentamiento Global. Qué podemos hacer nosotros como ciudadanos? Qué estamos dispuestos a cambiar de nuestros hábitos para hacer algo por el Planeta, por nuestra madre Tierra, por nuestra casa?

Os dejo el link de un articulo donde explica un poco más el problema que está viviendo Australia.

https://www.infobae.com/america/mundo/2020/01/07/por-que-los-incendios-en-australia-son-tan-devastadores-y-no-se-detienen-tres-claves-que-explican-la-dramatica-situacion/

Paradise surf

Humo del incendio visible

BYRON BAY

Otros de los pueblecitos con encanto que se encuentra a pocas horas de Brisbane, es Byron Bay. Es como el Ibiza de España. Con sus tiendas Boho-chic, “healthy food”, “healthy person”…En definitiva, zona muy cool. Ideal para le gente que le gusta el surf y que quiere una vida tranquila, con yoga, meditación, arte…

El Cabo Byron es el punto más oriental de Australia (Byron Bay)

Y a practicar un poco de surf! ;-)

WEST COAST ROAD TRIP

A finales de marzo un amigo de España vino a visitarme. Organizamos uno de los recorridos más famosos de Australia. La Costa Este de Australia, es famosa porque allí se encuentra la “Gran Barrera de Coral”. Por eso y por las inmensas playas, donde se pueden ver kanguros salvajes, koalas…

Por la zona de Cairns, hay un recorrido precioso por donde se pueden ir a visitar varias cascadas y ver los bosques más antiguos del Planeta. Organizamos el viaje para no tener que gastarnos mucho dinero y poder recorrerlo a la vez cómodamente. Una de las cosas más comunes para los Australianos es desplazarse en Camper Van. Así que alquilamos una “Hyppie Camper” y nos fuimos a recorrer la costa.

Fue una experiencia muy chula! El viaje fue de 14 días, cogimos un vuelo desde Brisbane a Cairns y en Cairns alquilamos la “Hyppie Camper”. De allí nos fuimos a buscar un sitio donde poder aparcar gratuitamente y poder dormir sin problemas. Nos bajamos la app “CamperMate”, ideal para ver las zonas donde se puede dormir sin que tengas ningún problema de que te digan nada. A veces con baños públicos para poder ducharte. Y algunos lugares donde quizá tengas que pagar una pequeña cantidad. La ruta que nosotros hicimos, por si estáis interesados en ello fue:

CAIRNS: Ruta de las cascadas (waterfalls).

1. Palm Cove: Donde aparcamos la primera noche en un parking frente a una inmensa playa salvaje y nos despertamos escuchando a las cacatúas blancas con cresta amarilla. Realmente magico!

2. Kuranda: Cataratas del Barron. Por la carretera hay varias señales con paradas para ver algunas de las cataratas y esta sin duda es de las más impresionantes. Situada en el Parque Nacional del Desfiladero Barron, las cascadas pueden ser visitadas a pie o en un tren escénico que sale desde Cairns y llega hasta Queensland.

3. Koah: Aquí encontramos un pequeño arroyo con una cascada también, donde te puedes bañar o hacer una pequeña excursión hasta lo alto de la montaña y ver las vistas.

4. Mareeba: Davies Creek National Park. Desde Mareeba hasta llegar a las famosas cascadas de Milaa Milaa, pasamos por pueblos como: Tolga, Atherton, pasando hacer alguna excursión muy chulas hasta Milaa Milaa.

Palm Cove (Cairns)

Cataratas del Barron

Koah

Catarata Millaa Millaa

Nuestra Hippie Camper :-)

MISSION BEACH

Desde las cataratas de Mila Mila, decidimos coger carretera para ir adelantando km hacia el sur. Teníamos que ir programándonos el camino para poder llegar con tiempo a Brisbane, pero tampoco sin agobios y poder visitar los lugares con calma y sin muchas prisas.

Desde Mila Mila a Mission Beach hay como 1h15min en coche. Las carreteras son buenas, eso si, no esperes carreteras anchas o tipo autovias. Por esta zona es agradable ver los paisajes verdes que el clima tropical de Cairns puede ofrecer.

Al llegar a Mission Beach, nos encontramos con un pueblecito pequeño, con algunos restaurantes y bares pequeños. Se notaba que era turístico. Pero en la época que nosotros fuimos (marzo-abril), no habían casi turistas, así que la playa fue prácticamente para nosotros. Es una playa ancha, llena de palmeras y cocos, salvaje y con grandes olas. No invitaba mucho a bañarse. Hacía bastante aire el día que estuvimos allí. Dormimos en un parking en frente de la playa, con mucha tranquilidad y al despertar pudimos desayunar en frente del mar, rodeados de naturaleza y pájaros que venían a saludarnos :-).

Mission beach